Un Puesto de Limonada

Cómo olvidar aquel puesto de limonada o de dulces que pusiste cuando eras niño frente a tu casa. El dinero que ganases lo usarías en esa nueva patineta o en comprar más estampas del album del Mundial.

¡Ah! ¡¡Qué tiempos aquellos!!

Y ahora, ya no eres un niño, ya no pondrías un puesto de dulces o limonada en la calle, ahora quieres ser un emprendedor y empezar tu propio negocio, o tal vez ya tienes tu negocio y quieres simplemente mejorarlo.

Bueno, cómo podrías usar tu experiencia obtenida en aquel puesto de limonada cuando eras niño, para tener éxito en los negocios.

Los puestos de limonada han enseñado a los niños sobre cómo administrar un negocio durante generaciones.

¿Recuerdas el viejo dibujo animado de Peanuts donde Lucy da consejos en lugar de bebidas por cinco centavos, y luego Snoopy la rebaja por dos centavos?

Incluso si tu vecindario era menos competitivo al crecer, tu primera experiencia como emprendedor probablemente causó una impresión duradera en ti.

Algunas de estas lecciones aún son válidas, y algunas otras pueden necesitar una actualización.

Lecciones del puesto de limonada con las que todavía puedes contar:

Puesto de Limonada

Establece tus objetivos.

Muchos puestos se establecieron por el deseo de una nueva bicicleta o el último videojuego. Tener un objetivo específico para tu negocio siempre es motivador.

Alinear a los inversionistas.

Tus padres pueden haber proporcionado el capital inicial. Incluso cuando tienes una gran idea, todavía necesitas las finanzas para darle vida.

Crea una imagen.

Un nombre llamativo y un logotipo atraerán a clientes potenciales. Crea una declaración de misión y se súper creativo con tu logotipo.

 

 

Haz un esfuerzo.

Ya demostraste tu ética de trabajo cuando renunciaste a las vacaciones de verano por dirigir tu puesto de limonada cuando podrías haber estado en la playa. Las mejores cosas de la vida son los logros que obtienes por ti mismo.

Explora la ubicación.

Ve dónde están los clientes. Busca lugares con mucho tráfico.

Forma tu equipo.

Trabajar con un compañero siempre ayuda. Pueden disfrutar de la compañía del otro y lograr más a través de la cooperación.

Perseguir el aprendizaje práctico.

La experiencia de primera mano hace que todo sea más vívido. Quizás recuerdes más sobre tu puesto de limonada que los cursos de economía o mercadotecnia que tomaste mucho más recientemente en la universidad.

Conoce a tus clientes.

Las encuestas simples permiten descubrir qué se venderá. Quizás los vecinos o las amigas de su madre querían muchas opciones como limonada sin hielo o sin azúcar.

El tiempo lo es todo.

Los puestos de limonada tienden a ser trabajos de temporada. Vale la pena tener en cuenta el calendario para que coordines tus iniciativas con los principales días festivos y eventos anuales.

Establece tus horas.

Lo más probable es que tuviste que elegir horarios que no interfieran con tu tarea y las caricaturas de los sábados por las mañanas. La programación es una parte importantísima de la mayoría de las empresas.

Centrarse en la seguridad.

Ahora que tú eres el que proporciona la supervisión de un adulto, la seguridad sigue siendo importante. Investiga y conoce las mejores prácticas de seguridad en tu industria y síguelas.

Superar las expectativas.

Sorprende a tus fans con algo extra. Abraza ese espíritu que te inspiró a dar una galleta gratis o entrenar a tu perro para darle la mano a tus mejores clientes.

Lecciones en el puesto de limonada que quizás quieras reconsiderar

Sigue las regulaciones.

Las cosas tienden a ser más casuales cuando eres un niño. Hoy tu negocio tiene que pagar impuestos y cumplir con las leyes de tu jurisdicción.

Presta atención a la calidad.

La mayoría de los niños obtienen mucho kilometraje simplemente por ser lindos. Puedes adelantarte a la competencia ofreciendo productos y servicios superiores.

Conoce bien tus cuentas.

Cuando tus padres proporcionan limones gratis, puedes permitirte ser un poco confuso sobre los detalles. Ahora sería mejor dominar los precios y las ganancias para mantener su negocio a flote.

Contrata a un asesor experto en puestos de limonada 😀  o toma un curso e contabilidad básica y marketing.

Evaluar tus gastos generales.

Fue dulce cuando todo lo que necesitabas era una mesa plegable y un cartel para hacer tu primera venta. Haz tu investigación. Calcula tus costos operativos reales antes de continuar con cualquier empresa comercial.

Tu negocio en línea.

Dependiendo de tu edad, tu puesto de limonada puede haber sido anterior a Internet. Aprovecha la tecnología para tener más éxito con su negocio.

Si sientes nostalgia por su antiguo puesto de limonada, presenta a tus hijos esta tradición durante el próximo verano. Es una forma refrescante de aprender sobre el mundo del trabajo.

Subscríbete a Nuestro Newsletter

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de Brimagy.

¡Bienvenid@! ¡Gracias por Suscribirte!

Share This